Una tarde vimos en la cuenta de Instagram de nuestro amigo Antonio Perera, como arreglaba un salón de su casa para junto a su esposa Yamaliz Manrique para comenzar a dar nivelación escolar a un pequeño grupo de niños en el Pedregal de Tabay, uno de los tantos pueblos del Páramo que están cerca de la carretera en Mérida. Nos pareció una bella iniciativa y al principio hicimos como todos, le dejamos un mensaje de aliento en la fotografía que compartió.

 

 

La necesidad de educación es muy grande en toda Venezuela, en el caso de Mérida en virtud de la crisis eléctrica y de combustible las escuelas comenzaron a impartir clases sólo uno o dos días a la semana, los maestros también migraron y el salón sabatino de nuestro querido Tony Perera comenzó a tener cada vez más niños.

 

La familia Perera, como todas las familias de Venezuela, está afectada por el desastre económico que asola al país. Tenían una pequeña posada en Mérida, en la que muchas veces nos quedamos, y tuvieron que cerrarla. Así que ahora están reducidos a la casa del Páramo y a la vez están dando lo mejor de sí, educación y alimento a los niños de la zona.

 

Si nadie puede ayudarnos, comencemos por nosotros mismos…

Tuvimos una reunión Nancy, Vicente, Sergio y Mariela para ver cómo los podíamos ayudar desde aquí. Se nos ocurrió la primera idea, dedicar el 100% de las ventas del Tutorial Providencia N° 003 del IVSS para enviar fondos al Salón Notre Damme. ¡Obtén el tutorial y ayuda a los niños dando clic aquí!

 

Una tarde, conversando con Tony por privado supimos de la crisis de los zapatos. Los niños no tienen zapatos, conocemos bien la humedad del páramo y nos preocupamos. ¿Cómo podemos enviar botas de hule hasta Mérida? Ahí comenzamos a hablar con todos nuestros amigos del Salón Notre Damme y comenzamos una campaña en nuestras redes sociales.

 

 

View this post on Instagram

 

¡AYÚDANOS A AYUDAR! . La crisis de #Talento nos preocupa a todos pues con la emigración se han ido del pais millones de trabajadores. Incluidos los del campo. . . “Si tienes que resistir: ¡abre una escuela!” Esta frase nos la dijo hace muchos años nuestra admirada y extrañada Elena Rodríguez, docente, heroína de la democracia, mentora, amiga y tía. . . El día de resistir ha llegado y la #escuela la abrió Tony Perera @crackberrista en un espacio de su casa en el Páramo Merideño donde junto a su esposa recibe a niños del sector para darles alimento para su mente, su alma y sus cuerpos. . . “Si nadie puede ayudarnos, comencemos por nosotros mismos” escribió Rafael Arraiz Lucca en su cuenta Twitter. Eso está haciendo Tony, acogiendo en su casa a niños que la emigración dejó sin padres, sin maestros. . . Y nosotros nos decidimos a ayudarlo. Hemos dedicado el 100% de las ventas de la Guía Providencia 003 del #IVSS para enviarle fondos a Tony y a los niños en el #Páramo. . . ¿Quieres sumarte a la #solidaridad? Déjanos un comentario y te enviamos al privado el enlace para adquirir la Guía. Te llevas conocimiento y nos ayudas a seguir sembrando las semillas del saber en nuestra amada #Mérida, un niño a la vez. #NaymaSolidaria ⏪ Desliza para ver la escuelita.

A post shared by Nayma Consultores (@naymaconsultores) on


Así nos enteramos que muchos de los niños que van al Salón Notre Dame en la casa de la Familia Perera son hijos de venezolanos migrantes, que los dejaron al cuidado de sus abuelos mientras se estabilizan y los pueden llevar con ellos. Se corrió la voz de la existencia de este salón sabatino y al momento de escribir esta nota atienden a 17 niños entre 7 y 13 años de edad.

 

La máquina fiscal vino al rescate

En medio del torbellino causado por el cambio de las máquinas fiscal estábamos también pendientes de Tony y los niños. En una de esas conversaciones nos comenta que necesitan libros de texto, una pizarra y útiles escolares. ¡Ahí se nos prendió el bombillo! ¿Qué tal si la necesaria charla sobre Máquina Fiscal la dábamos a beneficio del Salón Notre Dame? Decidimos aplicar lo que aprendimos con nuestros amigos de Rotary Maracay y en vez de dar una charla para recolectar alimentos, lo haríamos con útiles escolares.

Con el tema y la idea listos, nos faltaba un aliado amoroso para dar la charla y que además le resultara útil a su gremio. Allí se sumó el Sr. Diomar Castellanos, directivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Maracay quien con mucho agrado hizo el enlace con la CCIEA y se encargaron de la logística de las inscripciones, llamar a los agremiados y convocar a la prensa para el evento. Otro tanto hizo nuestra querida Amira Muci, quien nos invitó a conversar sobre las Máquinas Fiscales e invitar al evento a favor del Salón Notre Dame en su programa, con “A de Amira” que se transmite por la señal FM de Éxitos en Maracay.

Tuvimos una asistencia masiva al evento, casi un centenar de personas llegaron con sus donativos y así la solidaridad fue la entrada para una charla preparada con muchísimo rigor técnico tributario y además con mucho cariño, logramos hacer del abuso del SENIAT con su pretensión de imponer contra viento y marea el cambio de Máquinas Fiscal, un evento donde le brindamos opciones a los comerciantes para protegerse y además recolectamos los tan necesitados útiles escolares para enviar a Mérida. Como bien nos ha enseñado Nancy Aguirre, de todo lo que pasa podemos sacar una bendición.

 

Llevando la cálida solidaridad de Maracay al Páramo

Junto a la asistencia masiva tenemos que sumar la desbordante solidaridad de los maracayeros quienes llevaron variedad y abudancia de útiles escolares.

 

La empresa Ofimak merece una mención especialísima porque ellos, sin estar afectados por la promulgación de la P. A. 0141 y las Máquinas Fiscales se conmovieron e hicieron el mayor aporte con 17 combos de útiles escolares, un combo para la maestra y una pizarra.

 

De todo corazón agradecemos a los asistentes a la Charla “Facturación y Máquina Fiscal” porque gracias a su aporte y solidaridad pudimos recolectar cuadernos, lápices, creyones, témpera, hojas de papel, libros, carpetas, tizas, borradores, sacapuntas, zapatitos y franelas para ayudar a los niños que asisten al Salón Notre Dame y a la familia Perera en esta hermosa iniciativa de brindar educación en el Pedregal de Tabay, Mérida.

 

 

La crisis venezolana está golpeando mucha fuerza al occidente del país, el caso de los estados Andinos es terrible y la escasez de combustible dificulta muchísimo el transporte. Ahora necesitamos ayuda para llevar los donativos hasta el estado Mérida.

Colabora con el envío de los útiles al Salón Notre Dame ¡dando clic aquí!